El baile es uno de los momentos más emotivos de cualquier boda.

Cada pareja es única y así tiene que ser su boda. La forma en la que se abre el baile, es uno de los momentos más personales del evento: algunos eligen canciones que les recuerdan a algún momento vivido en la pareja, otros escogen grandes baladas románticas, otros por temas bailongos y divertidos para animar al resto de los asistentes…

Los protagonistas de esta foto, Ana y Philippe eligieron “Por una cabeza” de Gardel, por su letra tremendamente romántica y porque Philippe es argentino y quería un guiño a su pais natal.  Se prepararon el baile tomando clases particulares y arrastraron a familiares, amigos, e incluso a la wedding planner, una servidora.

Os dejo la letra, que es maravillosa:

Por una cabeza de un noble potrillo 
que justo en la raya afloja al llegar
y que al regresar parece decir:
No olvides, hermano, vos sabés, no hay que jugar…
Por una cabeza, metejón de un día,
de aquella coqueta y risueña mujer
que al jurar sonriendo, el amor que está mintiendo
quema en una hoguera todo mi querer.
Por una cabeza
todas las locuras
su boca que besa
borra la tristeza,
calma la amargura.
Por una cabeza
si ella me olvida
qué importa perderme,
mil veces la vida
para que vivir…
Cuantos desengaños, por una cabeza,
yo juré mil veces no vuelvo a insistir
pero si un mirar me hiere al pasar,
su boca de fuego, otra vez, quiero besar.
Basta de carreras, se acabó la timba,
un final reñido yo no vuelvo a ver,
pero si algún pingo llega a ser fija el domingo,
yo me juego entero, qué le voy a hacer.

Nota creada por Elena, del evento Boda de Ana y Philippe.